Testimoni de n’Oriol que corrobora la versió dels ‘caçadors d’ulls’

[CAT] [CAST a continuación]

Hola,
jo estava a la cantonada de passeig de gracia amb ronda st Pere, a les sis i pico, i en un moment en que els mossos estaven disparant a tort i a dret les pilotes de goma contra la massa de manifestants, n’hi havia un que usava un fusell GL06-LL de bales de cautxú dels que fa un any van adquirir els mossos, que apuntava amb la mirilla telescòpica a la cara dels manifestants, quan tenen prohibit apuntar de cintura en amunt. Un noi al meu costat va ser ferit al rostre, i jo mateix, sense estar llençant objectes ni en actitud violenta, vaig veure passar dues bales d’aquestes fregant-me la cara, que em podrien haver rebentat un ull perfectament. Vaig tenir sort. Això és alevosia, i corrobora la versió dels ‘caçadors d’ulls’. Aquest es el meu testimoni.
Oriol

[CAST] Testimonio de Oriol que corrobora la versión de los ‘cazadores de ojos’

Hola,
yo estaba en la esquina de paseo de gracia con ronda st Pere, a las seis y pico, y en un momento en que los mossos estaban disparando a diestro y siniestro las pelotas de goma contra la masa de manifestantes, había uno que usaba un fusil GL06-LL de balas de caucho de los que hace un año adquirieron los mozos, que apuntaba con la mirilla telescópica a la cara de los manifestantes, cuando tienen prohibido apuntar de cintura para arriba. Un chico a mi lado fue herido en el rostro, y yo mismo, sin estar tirando objetos ni en actitud violenta, vi pasar dos balas de estas rozándome la cara, que me podrían haber reventado un ojo perfectamente. Tuve suerte. Esto es alevosía, y corrobora la versión de los ‘cazadoresde ojos’. Este es mi testimonio.
Oriol

About these ads
Esta entrada fue publicada en Testimonios y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Testimoni de n’Oriol que corrobora la versió dels ‘caçadors d’ulls’

  1. Quienes ya fuimos agredidos con porras y pelotazos de goma por la policia franquista aprendimos la lección a tanto el hematoma: dentro de cada policia no vive un agente del orden sino un sicario adiestrado para extender el desorden. Ese atributo es un común denominador a los cuerpos represivos de los régimenes dictatoriales declarados así como a los cuerpos no menos represivos de los regimenes pseudodemocraticos que enmascaran su dictadura real. Lo que pone en evidencia la naturaleza real de un estado no es su ordenamiento jurídico y el camelo del derecho sino el uso que hace de la fuerza bruta cuando alguien protesta y le discute su poder. La racha de los movimientos reivindicativos del ultimo año en todo el mundo está demostrando un crecimiento de la represión a escala general. Ningún estado le objeta diplomáticamente de una manera firme la represión que ejerce otro contra su pueblo porque todos comparten el deseo de perpetuarse en la regencia contra el suyo propio. El estado español hipotecado por sus propias deudas e intervenido por directrices foráneas no está dispuesto a aceptar que se organice una fuerza popular en su contra por eso manda a sus sicarios a que disparen a cualquiera que esté ahí tratando de hacer el máximo de daño posible con la vana ilusión de que así doblegará nuestra rebeldía. No hay tanta diferencia de método con lo que hace el estado sirio disparando obuses contra la población civil para diezmarla. Estamos en guerra social y quien la ha declarado no son cuatro manifestantes rompiendo escaparates o haciendo una barricada de fuego mas simbòlica que operativa sino los ataques del sistema contra los sectores más desfavorecidos. No es tanto que el estado declare la guerra con la reforma de la ley de contratación y descontratación laboral sino que es el sistema en su conjunto, en su propia concepción, el que no está dispuesto a aceptar una forma distinta de organización social para beneficio colectivo. Para el estado capitalista, para este estado que nos toca sufrir, tú y yo y todos nosotros somos sus enemigos por pacifistas que seamos. No lo dudes, quiere destruir el menor asomo de protesta, quiere atemorizarnos, por eso dispara a sangre fría y a traición utilizando por excusa a los pocos violentos. En realidad, larepresión no es más que el fermento de una violencia que irá in crescendo a pesar de que una mayoría que estamos por la transformación radical pacífica nos opongamos. Sabemos que los actos violentos de fuegos, roturas de lunas y saqueos son totalmente estériles para una causa revolucionaria, pero comparativamente lo que hace cualquier manifestante violento desarmado en comparación a lo que hace un poli tirando a boleo es mucho menos dañino. Cada uno de esos polis que nos dispara o ataca con la intención deliberada no ya de reprimir un momento sino de dejarnos secuelas de por vida no tiene perdón de ningun dios y mucho menos el nuestro. Encausarlos en una querella criminal está muy bien pero puesto que las indagaciones para depurar de sus filas a sus tipos trastornados es algo que no suelen ser efectivas lo que hay que exigir es la disolución de loscuerpos represivos, grito que ya clamábamos bajo las botas de la dictadura anterior.

    • OviOne dijo:

      Bravo, amigo. Me ha emocionado tu “comentario”. Por todo lo que expresas sin vergüenza, como comparar una dictadura con otra, cosa que se suele hacer “con la boca pequeña” porque solemos pensar que en realidad lo que vivimos no es una dictadura. Y por otra parte, por utilizar “radical” como adjetivo modificador de “pacífica”, un concepto que se ha erradicado completamente, para asociar radical a violento de manera unívoca. Gracias por seguir creyendo en la lucha.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s