Testimonio Aridana

[CAT] [CAST]–> abajo


Amb la meva parella i uns amics van trobar-nos per participar a la
manifestació, per protestar contra les retallades socials i la
situació de precarietat general que estem vivint; la manifestació va
transcòrrer tranquilament i cap de nosaltres ni cap persona de
l’entorn va gosar ni tocar una paperera. I menys cremar un contenidor
o una botiga, per començar..
Un cop vam arribar a l’alçada de Gran Via vam divisar una gran
quantitat d’agents antidisturbis dels Mossos d’Esquadra. Ens arribaven veus de que a Plaça Catalunya estaven llençant gasos lacrimògens, per la qual cosa decidirem donar per acabada la manifestació i tornar a casa. El grup es va dividir, i ja que el metro estava bloquejat, vam decidir tornar caminant cap a casa. Eren les 20.30 aproximadament.

Durant la manifestació ja vam veure que els Mossos d’Esquadra van anar encerclant la zona de la manifestació, amb furgones que anaven amunt i avall de Rambla Catalunya, però un cop passat aquest tram creiem que ja no hi hauria perill. Caminàvem pel carrer Consell de Cent -un carrer amb establiments oberts i sense signes de batalla campal- quan a l’alçada del carrer Balmes la multitud va començar a córrer, ja que els mossos estaven disparant.

Immediatament vam dirigir-nos a la vorera, avançant arrambats als
edificis, i evitant el centre de la calçada, on potencialment hi havia més perill. Els que podien es van refugiar en portals, però nosaltres no vam tenir temps, ja que un agent antidisturbis dels mossos ens va disparar, directament al cap. A la meva parella li va encertar just al clatell, i a mi em va rebotar al cap. A mi no em va passer res, però ell va caure a terra, totalment rígid i inconscient. Poc a poc va recuperar la consciència i la mobilitat a les extremitats. Afortunadament, perquè podria haver estat molt pitjor.

Vam tenir sort, també de la gent que ens vam trobar i ens va auxiliar, entre ells uns bombers de la Generalitat i unes noies que estudiaven per ser auxiliars d’infermeria. Els bombers també havien rebut cops dels seus companys mossos. Em van haver de dir que em posés darrere seu, ja que si tornaven a carregar, era molt possible que també vinguessin a per nosaltres. Amb un ferit immobilitzat a terra!!

L’ambulància ens va traslladar a l’Hospital Clínic. Allí li van fer
escàners i van descartar la possibilitat d’una lesió a les vèrtebres.
Ell va haver de medicar-se uns dies i portar posat el collarín.

Nosaltres no estavem ni participant de les destrosses, ni “mirant”.. i ni tan sols estàvem a Plaça Catalunya!. Tal i com deia el conseller
Puig, nosaltres passàvem per allí… i ens va tocar el rebre. No ha
estat un cas, ni dos, ni tres. Com a mínim en aquest blog n’he comptat una vintena, i més que apareixeran.

[CAST]

Con mi pareja y unos amigos nos encontramos para participar en la
manifestación, para protestar contra los recortes sociales y la
situación actual de precariedad que vivimos; la manifestación
transcurría tranquilamente y a ninguno de nosotros se nos ocurrió ni
tocar una papelera. Y ni mucho menos incendiar un contenedor o una
tienda, para empezar…

Cuando llegamos a Gran Via vimos una gran cantidad de agentes
antidisturbios de los Mossos d’Esquadra. Nos llegaban voces de que en
Plaça Catalunya estaban lanzando gases lacrimógenos, por lo cual
decidimos dar por terminada la manifestación y volver a casa. El grupo
se dividió y, ya que el metro estaba bloqueado, decidimos volver a
casa andando. Eran las 20.30 aproximadamente.

Durante la manifestación ya habíamos visto que los Mossos d’Esquadra
estaban rodeando la zona de la manifestación, con furgonas que iban
recorriendo de punta a punta Rambla Catalunya, pero pasada esa calle
creiamos que ya no habría peligro. Caminábamos por Consell de Cent
-una calle con establecimientos abiertos y sin signos de batalla
campal- cuando a la altura de calle Balmes la multitud empezó a
correr, ya que los mossos estaban disparando.

Inmediatamente nos dirigimos a la acera, avanzando pegados a los
edificios, y evitando el centro de la callo, donde potencialmente
había mas peligro. Los que pudieron se refugiaron en portales, pero
nosotros no tuvimos tiempo, ya que un agente antidisturbios de los
mossos nos disparó, directamente a la cabeza. A mi pareja le dieron
justo en la nuca, y a mi me rebotó la bala en la cabeza. A mi no me
pasó nada, pero él cayó al suelo, totalmente rígido e inconsciente.
Poco a poco recuperó la consciencia y la movilidad en las
extremidades. Afortunadamente, porque podría haber sido mucho peor…

Tuvimos suerte, también de la gente que nos encontramos y que nos
ayudó, entre ellos unos bomberos de la Generalitat y unas chicas que
estudiaban para ser auxiliares de infermeria. Los bomberos también
habían recibido golpes de sus compañeros mossos. Tuvieron que decirme
que me pusiera detrás suyo, ya que si volvían a cargar, era muy
posible que también viniesen a por nosotros. ¡Con un herido
inmobilizado en el suelo!

La ambulancia nos trasladó al Hospital Clínic. Allí le hicieron
escáners y descartaron la posibilidad de una lesión en las vertebras.
Tuvo que medicarse unos días y llevar un collarín.

Nosotros no estábamos participando de los incidentes, ni “mirando”…
¡ni tan siquiera estábamos en Plaça Catalunya! Tal y como decía el
conseller Puig, nosoros pasábamos por ahí… y recibimos lo nuestro.
No ha sido un caso, ni dos, ni tres. Como mínimo en este blog he
contado unos veinte, y van a aparecer mas…

About these ads
Esta entrada fue publicada en Testimonios y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s