Testimonio de Patrizia: no lo he sufrido en mis carnes, pero me sigue haciendo daño y necesito explicarlo a quien me quiera escuchar

[CAT] [CAST]–> abajo

Jo he presenciat un cas, que no m’ha afectat directament, en el sentit que no l’he patit a les meves carns, però em segueix fent mal i necessito explicar-lo a qui em vulgui escoltar. Estic disposada a denunciar-lo on faci falta.

Es tracta d’un noi del que no se ni el nom, que van agredir davant els meus ulls.
Jo m’havia enfilat sobre una finestra del edifici de telefònica al portal del àngel per fer fotos de la grandiosa manifestació que havia de començar.
De cop els vidres dels aparadors del corte ingles van ser rebentats per individus encaputxats i va començar una carrega policial. Varis furgons van esbotzar una columna de manifestant que intentaven entrar a la pl. Catalunya des de la pl. Urquinaona, irrumpint a tota castanya per l’esquena d’aquesta i de cara a la capçalera de la manifestació que just s’estava formant per sortir en direcció contraria.
Si cap persona ha acabat sota les rodes és pura casualitat.
Aconsegueixen arrambar la gent i fer un buit just entre el corte ingles i l’edifici de telefònica mentre persones aïllades corrien d’un costat a l’altre per posar-se a salv de la fúria d’uns “robocops” sense cara ni forma humana que distribuïen cops de porra i disparaven pilotes de goma.
Un noi m’havia atret la atenció perquè em semblava que s’havia quedat sol, havia perdut els seu company en la corredissa general i feia cara de espantat, dubtant en quina direcció havia de fugir, quan una figura negra amb extremitat acabant en porra li subministra un cop a les cames mentre avançava, les altres figures negres que venien endarrere feien el mateix i com el noi cridava de dolor, es van excitar, el van tirar al terra, se l’hi van pujar amunt entre 4 o 5, amb els genolls encastats a la esquena fràgil i esclafant-li la cara al paviment. No devia tenir més de 17 anys. El van emmanillar i reduint els moviments convulsos per escapolir-se, el van tancar a un furgó.
Em vaig quedar afònica de cridar “no ha fet res, deixeu-lo anar, no ha fet res”.
Com jo pentino canes i no fai pinta de subversiva (es a dir de jove alternatiu) no es van llençar sobre meu i vaig aprofitar per fer fotos de la escena de violència a la que estava assistint, estranyant-me de que em deixessin, que uns secretes que vaig retratar després també es deixessin, sense tapar-se la cara com acostumen, em va estranyar i encara més em va estranyar que totes les fotografies que vaig fer a partir d’aquell moment no hagin sortit, res, ni una més a partir d’aquell moment en que em van deixar fotografiar amb tota tranquil·litat (!!!)
Ara jo em pregunto: que passa amb les garanties constitucionals de dret a manifestació? Han estat agredint, ferint, retenint a les persones que anaven a defendre el marc de relacions laborals conquistat amb anys de lluita, impedit el pas de la manifestació nombrosíssima, aplicant arrest a 4 estudiants per prevenir que es manifestin els propers dies…preventivament, en el supòsit que puguin provocar incidents futurs i sense res que justifiqui l’entrada a presó. Es dediquen a agredir a les persones per defendre béns i objectes… com se’l hi diu a això?
 
PS
Vaig sentir dir al senyor Puig a tv3 que no tenim prou por, es veu que vol encarregar-se d’arreglar aquesta manca, utilitzant les forces policials que (els que paguem impostos) subvencionem per emparar-nos. Quina ironia que esbatussin a ciutadans compromesos per defendre els lladres i els seus patrimonis!        
 
Moltes gràcies,
Patrizia
[CAST]
Yo he presenciado un caso, que no me ha afectado directamente, en el sentido de que no lo he sufrido en mis carnes, pero me sigue haciendo daño y necesito explicarlo a quien me quiera escuchar.Estoy dispuesta a denunciarlo donde haga falta.
Se trata de un chico del que no se ni el nombre, que agredieron ante mis ojos.
Yo me había subido sobre una ventana del edificio de telefónica en el portal del ángel para hacer fotos de la grandiosa manifestación que debía empezar.
De repente los cristales de los escaparates del corte catala fueron reventados por individuos encapuchados y comenzó una carga policial. Varios furgones reventaron una columna de manifestantes que intentaban entrar en la pl. Cataluña desde la pl. Urquinaona, irrumpieron a toda castaña por la espalda de ésta y de cara a la cabecera de la manifestación que justo se estaba formando para salir en dirección contraria.
Si ninguna persona ha terminado bajo las ruedas es pura casualidad.
Consiguen arrimarse a la gente y hacer un hueco justo entre el corte catala y el edificio de telefónica mientras personas aisladas corrían de un lado a otro para ponerse a salvo de la furia de unos “robocops” sin rostro ni forma humana que distribuían porrazos y disparaban pelotas de goma.
Un chico me había atraído la atención porque me parecía que se había quedado solo, había perdido su compañero en la corredera general y tenía cara de asustado, dudando en qué dirección debía huir, cuando una figura negra con extremidad terminando en porra le suministra una en las piernas mientras avanzaba, las otras figuras negras que venían atrás hacían lo mismo y como el chico gritaba de dolor, se excitaron, lo tiraron al suelo, se le subieron arriba entre 4 ó 5, con las rodillas empotradas en su espalda frágil y aplastando su cara contra pavimento. No tendría más de 17 años. Lo esposaron y reduciendo los movimientos convulsos para fugarse, lo encerraron en un furgón.
Me quedé afónica de gritar “no ha hecho nada, déjelo ir, no ha hecho nada”.
Como yo peino canas y no tengo pinta de subversiva (es decir de joven alternativa) no se lanzaron sobre mí y aproveché para hacer fotos de la escena de violencia en la que estaba asistiendo, extrañando que me que me dejaran, y que unos secretas que retraté después también se dejaran, sin taparse la cara como acostumbran, me extrañó y aún más me extrañó que todas las fotografías que hice a partir de ese momento no hayan salido, nada, ni una más a partir de ese momento en que me dejaron fotografiar con toda tranquilidad (!)
Ahora yo me pregunto: que pasa con las garantías constitucionales de derecho a manifestación? Han sido agrediendo, hiriendo, reteniendo a las personas que iban a defender el marco de relaciones laborales conquistado con años de lucha, impedido el paso de la manifestación numerosísima, aplicando arresto a 4 estudiantes para prevenir que se manifiesten los próximos días … preventivamente, en el supuesto de que puedan provocar incidentes futuros y sin nada que justifique la entrada en prisión. Se dedican a agredir a las personas para defender bienes y objetos … como se le dice a esto?
 
PS
Oí decir al señor Puig en tv3 que no tenemos suficiente miedo, se ve que quiere encargarse de arreglar esta falta, utilizando las fuerzas policiales que (los que pagamos impuestos) subvencionamos para ampararnos. Qué ironía que se usen para  pegar a ciudadanos comprometidos y para defender a  los ladrones y sus patrimonios!
 
Muchas gracias,
Patrizia
¡Nuevo! Haz clic en las palabras que aparecen arriba para ver traducciones alternativas. Descartar
Esta entrada fue publicada en Testimonios y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s