Testimonio Marta

[CAT]  [CAST]–>abajo
19.10 hTot va començar en la concentració pacífica de tots els ciutadans a Plaça Catalunya,  i al voltant passejaven tota la resta de mortals. Sobtadament sentia el soroll de explosió, gent començava a correr mentre que alguns deien “no correu!!”. Ens vam dirigir als llocs públics on quedaven, Zurich, les Rambles i gent sentada al terra del carrer Pelai del Mac Donalds..

Ja van començar a venir uns quants policies a acordonar al voltant de la plaça,  de manera exagerada, perquè cap ciutadà podia estar ni al Hard Rock Cafè. Amb mascares ben preparats, i de cop cinc policies davant del Zurich, on la gent s’estava amb turistes a la terrassa.
Tot anava bé, perquè els aldarulls van ser molt més lluny. Els policies que acordonaven el carrer gran van ser pacífics perquè no es movien del lloc i no va passar cap anomalia. Jo restava a les escales, dalt el metro de Catalunya, davant del Zurich, on la gent sortia del metro i es quedaven perplexes i s’espantaven a la vegada. Seguidament,  van venir cinc policies avalots com els altres de preparats amb bones proteccions, per posar-se davant del Zurich, tancant la sortida dels estrangers que volien traspassar.
19.30 h La gent s’ha quedat apretada al carrer en aquests establiments emblemàtics. Tothom mirava alucinant com els que sortien de l’altre boca de metro prenien algo a la terrassa del Zurich, estaven drets esperant o simplement els guiris. Els ciutadans estrangers com a nacionals, eren estudiants, jubilats, joves, terçera edad, preguntaven espantades “on vaig?'” i els hi deia “aqui baix al metro”. Tot va seguir normalitat fins que un policia d’aquests cinc, al tenir la pistola gran de boles, va apuntar cap a mi. La gent va córrer a baix i jo no. Perquè no volia caure’m rodolan les escales. Em vaig quedar més perplexe, preguntant-me si era delicte estar allà a les escales quant no era pas la única que li agrada passejar per aquesta zona.
Després, va apuntar als de carrer Pelai, tenint gent Zurich dreta mirant. Va fer el mateix, com si s’imaginés ves a saber que. Em vaig espantar encara més, i la indignació va sorgir. Vaig cridar “no disparis!!!! baixa això, que fas???”. Va fer el mateix, el soroll de la traca i van cridar “hijo puta hijo puta!! tots estan al seu lloc, com els policies també”. Cadascú al seu lloc, per això la gent va cridar, ningú corria. Gent va fer mes fotografies, grabaven com si fos un gran espectacle. Vaig seguir cridant “que fas?”, fins que va donar efecte. Perquè un policia company seu, li va fer el toque, ja que era l’únic que duia la pistola gran.
Al acabar, el metro el van tancar i la gent seguia al seu lloc. Pregunto si sabien de la situació. No van informar ni avisar. Una parella italiana que volien traspassar, no els hi van deixar i la italiana va mig riure de la impressió de la contesta borde de “no!”.
Jo questiono i desitjo si aquell policia que es va accedir, pot ser sancionat o informat del mal que podia haver fet, tant matançes innecessàries com una gran revolució de “no disparis”. A part de la impressió que donaven de manera tan pròxima, era exessiu el nombre.
Em va decepcionar la imatge que dona el nostre propi cos policial, tot per la inconsciència.
[CAST]
19:10 h. Todo comenzó en la concentración pacífica de todos los ciudadanos a Plaza Cataluña, y alrededor paseaban todo el resto de mortales. Repentinamente oía el ruido de explosión, gente empezaba a correr mientras que algunos decían “no corred!”. Nos dirigimos a los lugares públicos donde quedaban, Zurich, las Ramblas y gente sentada en el suelo de la calle Pelai de Mac Donalds ..

Ya empezaron a venir unos cuantos policías a acordonar alrededor de la plaza de manera exagerada, porque ningún ciudadano podía estar ni en el Hard Rock Café. Con mascaras bien preparados y de golpe, cinco policías ante el Zurich donde la gente estaba con turistas en la terraza.

Todo iba bien, porque los disturbios fueron mucho más lejos. Los policías que acordonaban la calle mayor fueron pacíficos para que no se movían del lugar y no pasó ninguna anomalía. Yo estaba en las escaleras, arriba el metro de Catalunya, ante el Zurich, donde la gente salía del metro y se quedaban perplejos y asustaban a la vez. Seguidamente, vinieron cinco policías disturbios como los demás de preparados, con buenas protecciones, para ponerse delante del Zurich, cerrando la salida de los extranjeros que querían traspasar.

19.30 h La gente se ha quedado apretada en la calle en estos establecimientos emblemáticos. Todo el mundo miraba alucinando como los que salían del otro boca de metro tomaban algo en la terraza del Zurich, estaban de pie esperando o simplemente los guiris. Los ciudadanos extranjeros como nacionales, eran estudiantes, jubilados, jóvenes, tercera edad, preguntaban asustadas “dónde voy? ‘” Y les decía “aquí abajo en el metro”. Todo siguió normalidad hasta que uno de los policías de estos cinco, al tener la pistola grande de bolas, apuntó hacia mí. La gente corrió abajo y yo no. Porque no quería caerme por las escaleras. Me quedé más perplejo, preguntándome si era delito estar allí en las escaleras en cuanto no era la única que le gusta pasear por esta zona.

Después, apuntó a los de la calle Pelayo, teniendo gente Zurich derecha mirando. Hizo lo mismo, como si imaginara a saber que. Me asusté aún más, y la indignación surgió. Grite “no dispares! Baja eso, que haces??”. Hizo lo mismo, el ruido de la traca y llamaron “hijo puta hijo puta!, Todos están en su lugar, como los policías también. Cada uno en su lugar, por eso la gente gritó, nadie corría. Gente hizo mas fotografias, grababan como si fuera un gran espectáculo. Seguí gritando “que haces?”, hasta que dio efecto. Para que un policía compañero suyo, le hizo el toque, ya que era el único que llevaba la pistola grande.

Al acabar, el metro lo cerraron y la gente seguía en su sitio. Pregunto si sabían de la situación. No informaron ni avisaron. Una pareja italiana que querían pasar, no les dejaron y la italiana medio risa de la impresión de la contestación borde de “no”.

Yo cuestiono y deseo si aquel policía que se excedió, puede ser sancionado o informado del mal que podía haber hecho, tantas matanzas innecesarias como una gran revolución de “no dispares”. Aparte de la impresión que daban de manera tan cercana, era excesivo el número.

Me decepcionó la imagen que da nuestro propio cuerpo policial, todo por la inconsciencia.
Esta entrada fue publicada en Testimonios, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s